¿Cómo salvar al mundo amando a tu cuerpo? (parte II)

Cómo salvar al mundo  – En la primera parte de este post, veíamos la naturaleza cósmica de nuestro cuerpo, lo que significa tener un cuerpo, y lo que significa amar a nuestro propio cuerpo.

Para ver la primera parte haz click aquí

Ahora veremos por qué es importante cuidar y amar a nuestro cuerpo, y la trascendencia que esto puede tener en nuestras vidas y en el futuro del Planeta.

 

Cómo salvar al mundo

 

Cómo salvar al mundo  – La clave de un mejor futuro para todos, y de salvar el planeta, no está en un mejor gobierno, o en la élite económica mundial. La clave está en sanarnos nosotros mismos, empezando por nuestro cuerpo.

Echarle la culpa a las elites, o al “sistema”, sin duda es fácil. Sin embargo, como siempre en la vida, es evadir la responsabilidad que nos toca a nosotros.

No se trata de empezar una revolución a nivel mundial, no es necesario. Se trata de cumplir con lo que a nosotros nos toca.

Ahora veremos por qué.

¿Por qué es importante amar nuestro cuerpo físico?

  1. Somos almas con cuerpos, no cuerpos con almas. Es decir, existimos antes de nuestro cuerpo, y cuando nuestro cuerpo muera seguiremos existiendo. Sin embargo, si estas leyendo esto es por que en el momento presente eres tu cuerpo físico. De alguna manera, es un traje espacial para explorar esta dimensión, la única que conocemos conscientemente, y como tal, es importante amarlo.
  2. Somos organismos complejos, que integran un organismo todavía más complejo aún: el Planeta Tierra. Pero no solo formamos parte del planeta, sino que somos el planeta. Así como nuestras células, SON nuestro cuerpo, nosotros SOMOS nuestro planeta. Nuestro planeta es nuestro cuerpo, y nuestro cuerpo es nuestro planeta. Si muchas células de nuestro cuerpo se enferman, se enferma el cuerpo completo. Lo mismo pasa con el Planeta, de hecho, es lo que está pasando. El calentamiento global no es la enfermedad, es el síntoma, nosotros somos los que estamos enfermos.
  3. En la misma lógica, nosotros no somos un producto del Universo, SOMOS el Universo. Al amar tu cuerpo, que es el contacto más directo que tienes con la manifestación de la creación, estás amando al Universo.
  4. ¿Por qué tratar de encontrar la fuerza esencial del Universo en hoyos negros, en galaxias lejanas o en colisionadores de partículas, si lo podemos experimentar directamente en nosotros mismos? Nosotros estamos hechos de lo mismo que los hoyos negros, y también tenemos partículas de Higgs dentro de cada átomo que nos integra. Si queremos experimentar esa fuerza esencial, y amarla, basta con mirar dentro de nosotros mismos. Podemos experimentar la Fuerza Esencial en primera persona, no como observadores, sino como la Fuerza misma.

Muchas corrientes culturales (entre ellas la cultura occidental vigente) y religiones han intentado separar al hombre de su cuerpo; por un lado nos prometen una “vida eterna fuera de este cuerpo pecaminoso y putrefacto, de polvo”, por otro lado nos convencen con campañas publicitarias de miles de millones de dólares que consumamos cualquier cosa sin importar el daño que le hagamos a nuestro cuerpo.

 

Cómo salvar al mundo

 

Esta separación de nuestra identidad con nuestro cuerpo, ha generado nuestra separación con nuestro cuerpo común, o mayor: el Planeta Tierra.

El efecto es que nos hemos convertido en células que no trabajan con el cuerpo, células enfermas.

Por eso un aspecto imprescindible del próximo paso de la evolución del ser humano, es un respeto absoluto por nuestro cuerpo individual, y nuestro cuerpo colectivo, es decir, el Planeta Tierra.

Para poder respetarlo, tenemos que amarlo.

Para poder amarlo, tenemos que sentirlo, y para esto la mente no es suficiente. Con la mente se piensa, con el corazón se siente (o hemisferio izquierdo, o mente intuitiva, como prefieran llamarlo). Solo sintiendo nuestra conexión con nuestro cuerpo, con nuestra especie, y con nuestro planeta, podremos dejar de hacernos daño a nosotros mismos y al Planeta Tierra.

Es así como amándonos a nosotros mismos, podemos salvar al planeta.

¿Qué consecuencias positivas directas e indirectas tiene el amar a nuestro cuerpo?

Cuidar a tu cuerpo, puede resumirse en:

  1. Una buena alimentación
    1. comer frutas y verduras
    2. reducir la ingesta de carne
    3. no comer comida chatarra
    4. sustituir la azúcar por miel de abeja
  2. Hacer ejercicio
    1. mínimo 3 veces a la semana
  3. No consumir sustancias nocivas
    1. azúcar
    2. tabaco
    3. drogas sintéticas (incluidas algunas medicinas)

Cómo salvar al mundo  – Los efectos directos de cuidar a tu cuerpo, los sientes tú y son los siguientes:

  1. Más energía
  2. Mejor salud
  3. Mejor autoestima
  4. Mejor condición física
  5. Aumentar la expectativa de vida
  6. Ser más productivo
  7. Más felicidad
  8. Mejor calidad de vida

Cómo salvar al mundo – El bienestar de nuestro cuerpo, es el bienestar de nuestra mente. El bienestar de nuestra mente es el bienestar en nuestras decisiones, relaciones, y vida en general.

Los efectos indirectos de cuidar a tu cuerpo, los siente tu cuerpo mayor, o Planeta y son los siguientes:

  1. Reducción en los gases con infecto invernadero:
    1. Por reducir el consumo de carne siendo que las vacas son las primeras productoras de este tipo de gases
    2. Por utilizar más sistemas de transporte alternativos, como el caminar o la bicicleta
    3. Las frutas y verduras que consumiste, en vez de producir estos gases, consumen estos gases
  2. Reducción en residuos plásticos
    1. Siendo que la comida chatarra es de las principales causas de basura en las calles y en los océanos
  3. Más abejas
    1. Al consumir miel de abeja, incentivas el crecimiento de este mercado y con ello los enorme beneficios que tiene el que existan más abejas en el mundo
  4. Menor gasto en salud pública
    1. La diabetes y el cáncer consumen casi la mitad del gasto en salud de los países de la OCDE, este dinero se podría gastar en otras cosas más productivas

Estos son solo algunos de los efectos directos e indirectos que tiene el cuidar de nuestro cuerpo.

 

Cómo salvar al mundo

 

Probablemente tu mente, al leer esto piense “yo solo soy una persona, lo que yo haga no tiene ninguna diferencia”, esto no es realmente así. Eres un individuo, dentro de un gran cuerpo que es la especie humana, y así como una neurona de tu cerebro desencadena a través de sus químicos, ciertas reacciones que terminan influyendo en el resto de tu cerebro, las actitudes que cada individuo tiene influyen en el resto de la especie, por dos razones:

  1. Por el poderoso valor del ejemplo: tu ejemplo cambia a los que te rodean de maneras que no te imaginas, y ellos, a su vez, a los que los rodean y así sucesivamente.
  2. Por la frecuencia de tus pensamientos: la humanidad es un gran cerebro, del que tu eres una neurona. La frecuencia electromagnética que emiten tus pensamientos, influyen en el resto de la humanidad. Y la frecuencia electromagnética de tu corazón, es todavía más poderosa.

De esta manera, al amar a tu cuerpo estás iniciando una reacción en cadena en tu especie que puede tener un impacto mayor, sobretodo por que estás actuando con el orden natural de las cosas, con el fluir del gran río del Universo, o del Gran Proceso que ha existido y existirá siempre.

Nada con ese gran río, no en su contra y todo empezará a fluir mejor en tu vida.

Escrito por INLA

Art by M.K. and Gunjit Bir Singh.

Si lo que leíste resuena contigo, ayuda a que este mensaje llegue a más personas. 🙂

Suscríbete al Newsletter de HOMOCÓSMICO

124 thoughts on “¿Cómo salvar al mundo amando a tu cuerpo? (parte II)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Show Buttons
Hide Buttons
Read previous post:
salvar al mundo
¿Quieres salvar al mundo? Ama tu cuerpo

¿Quieres salvar al mundo? - Si estás leyendo esto es por que formas parte de la nueva humanidad. La humanidad

Close