Infrarayita: el cuento que escribió mi madre

infrarayita.-

Le dedico este post a las mujeres y hombres valientes que se hicieron presentes en Standing Rock, y lograron una victoria para la humanidad.

Cuando mi mamá, Cecilia, tenía 18 años (1977), escribió un cuento llamado Infrarayita. Ella ya falleció, pero este es su cuento.

 

infrarayita
Narra la historia de un ser de luz enviado para ayudar a la humanidad a vencer a un ser de caos que estaba destruyendo, a través de la humanidad misma, al Planeta Tierra y otros cuerpos celestes como asteroides.

 

infrarayita

mi mamá a los 18 años

 

Cobra sentido ahora que conocemos lo que es el Calentamiento Global, que estamos conscientes del daño que le hemos hecho al Planeta, de las miles de especies que hemos extinto con nuestra actividad, y del peligro objetivo en el que nos hemos puesto a nosotros mismos de extinguirnos.

Respecto esto, cuenta la leyenda que cuando Neil Armstrong y Buzz Adrin se fueron a entrenar en un desierto de Estados Unidos, previo al Apolo 11, conocieron a un anciano indio nativo que les preguntó que era lo que estaban haciendo ahí. Cuando le explicaron, el indio les pidió que cuando fueran a la luna, si se encontraban a los espíritus sagrados en los que su gente cree, les dijeran unas palabras que le obligo a los astronautas a memorizarse. No les quiso decir que significaba por que era un secreto que solo su tribu podía conocer.

Cuando regresaron, quisieron saber que era lo que se habían memorizado y buscaron un traductor. Cuando por fin lo encontraron, le recitaron las palabras al traductor y este no paro de reírse, cuando se pudo calmar le preguntaron que es lo que significaba, y el traductor les contesto que lo que habían aprendido de memoria era: “NO CREAN UNA SOLA PALABRA DE LO QUE ESTOS HOMBRES VIENEN A DECIRLES, HAN VENIDO PARA ROBARLES SUS TIERRAS”.

Primero fue la Tierra, luego la luna y asteroides, en donde mineras estadounidenses ya tienen el permiso legal para minar sus minerales.

¿Eso es lo que somos? ¿Qué sigue?

El cuento es el siguiente:

 

INFRARAYITA DE RAYOPOLIS

 

infrarayita

 

Infrarayita vino a mi mente hace algunos años, como una visión con la posibilidad de creación.

Años después, al volver a acordarme de aquella pequeña rayita brotada de mi imaginación y que en el inconsciente, estoy seguro, no dejo de hacérseme presente, tuve la necesidad vital, como obsesión constante de darle forma y figura, de darle color y motivo, de hacerla nacer, de hacerla real.

Infrayita es la historia de la necesidad que tenemos los seres humanos de salvar a nuestro mundo. Es la historia de la necesidad que los seres tenemos de creer en algo que va más allá de nuestro mundo, y se remonta hacia nuestra esencia primordial, el cosmos, como universo interior.

Infrarayita es la historia de la necesidad de arraigarnos en la Fe Divina, convirtiéndola en la visión de nuestro universo personal y eterno, Dios.

 

infrarayita

 

Infrarayita es pues, nuestro yo salvador, que pretende redimirnos y convertirnos en parte primordial de la naturaleza.

En un lejano planeta llamado Rayopolis vive una pequeña rayita llamada Infrarayita, que siempre juguetea en el Universo. Infrarayita es hija del Rey Rayo, el cual gobierna a todos los demás rayos de ese sistema Solar llamado Radión, en el que hay rayos y rayas de todas formas y colores, existen rayos beta, gama, infrarrojos, X, ultravioleta, láser, y de todos los colores y estilos inimaginables.

Radion es un mundo en el que todas las esperanzas son realizables, en el que la alegría y la felicidad nunca se limitan, en donde no falta nada, y todo es posible.

Infrarayita siempre juega a lanzarse hacia las estrellas y en su descenso, a dejarse caer sobre el arcoíris platinado como si fuera una resbaladilla atómica.

 

infrarayita

 

Todos los demás rayos y rayas observan incrédulos y apantallados a la graciosa rayita cuando se lanza a tan asombrosa altura, desde la estrella mas lejana y al descender lo hace sin un solo rasguño.

Algunas de las estrellas menores que alumbran el colorido firmamento de Rayopolis, en el pasado habían sido rayos, que al desafiar la velocidad y dejarse caer desde una gran altura, se estrellaron, convirtiéndose en chispas eléctricas que contribuyen ahora, a alumbrar ese maravilloso planeta llamado Rayopolis.

Sin embargo, existe una manera de que las pequeñas estrellas puedan convertirse nuevamente en rayos: algún rayo muy valiente debe ir a un lugar llamado Umbra, que se encuentra …

(fragmento perdido)

A Infrarayita le encanta juguetear con sus amigos de todas clases y colores, haciendo bellas figuras en el firmamento y esplendorosos colores. Pero un día, mientras jugaban, de repente vieron a lo lejos una forma gigantesca; temerosos, se acercaron un poco para ver de que se trataba, y fue en ese instante en el que reconocieron a Kaos, y su ejercito de Makrobes, personajes exóticos del universo que provienen de un planeta lejano llamado La Tierra, que se encuentra en la Vía Láctea.

Kaos y los Makrobes son capaces de destruir todo lo que se les presente en su camino, y su camino estaba siendo bloqueado por Rayopolis.

Infrarayita y sus amigos, asustados por al presencia de Kaos, se lanzaron veloces hacia Rayopolis para prevenir al Rey Rayo a cerca de que estos destructores gaseosos están entrando en su Sistema Solar.

El Rey Rayo al escuchar la noticia, reúne a todos los habitantes del planeta, para formar un ejercito de salvación, y así unidos en un único y poderoso rayo, poder alejar de ahí a Kaos y a los Makrobes.

El Rey Rayo le explica a Infrarayita y a su ejercito que – Este planeta llamado La Tierra, por ser joven e inexperto, esta creando substancias venenosas y sentimientos negativos, y en conjunto componen a Kaos y a los Makrobes, por lo que son un peligro inminente no solo para la Tierra, sino potencialmente para todo el Universo, pues el ser que habita La Tierra, tiene un potencial capaz de crear y destruir lo que su voluntad le exija—

Por esa razón, son tan dañinos y peligrosos, y todos los rayos deben alejarse cuanto antes de Radion, el sistema solar de los valientes Rayos, antes de que Kaos y los Makrobes lo puedan perturbar.

El ejercito de Rayopolis, comandado por Infrarayita, se dirige al espacio para detener a los destructores; y en el momento en el que se encuentran, Kaos y los Makrobes están deglutiendo un pequeño e inofensivo asteroide que tuvo la mala suerte de cruzarse en su camino.

Infrarayita da la orden al Ejercito de enfilarse hasta fusionarse en un único y poderosísimo rayo, el cual ha de lanzarse de inmediato hacia Kaos, cual destello gigantesco de Luz y Calor, con el fin de desintegrar a los invasores. Por lo que Kaos y su ejército son obligados a retroceder un poco, pero instantes después, regresa, tratando de envolver al ejército de Rayopolis con espantosos y voraces torbellinos de gases tóxicos; mas los valientes rayos, haciendo un grandioso esfuerzo, vuelven a unirse y mandan su energía fulminante, hasta que Kaos y los Makrobes desaparecen en el espacio para ir de nuevo al Planeta Tierra y tomar más fuerza, extrayéndola de sus reservas naturales.

Pero mientras tanto, en Rayopolis todo vuelve a la normalidad; por el momento, están a salvo de ser destruidos por el perverso Kaos y su ejército de Makrobes.

 

infrarayita

 

ENTROPIA

El Rey Rayo encomienda a Infrarayita y a su ejército, ir a investigar en que fase destructiva se encuentra su planeta madre, llamado Entropía.

Dicho planeta, hace millones de años-rayo, se encontraba habitado por seres muy semejantes a los de la Tierra, al llegar a cierto grado de evolución, los entropes crearon poderosísimas armas atómicas y nucleares, su tecnología avanzaba vertiginosamente en una acelerada carrera hacia la ilusión fantasma: el poder.

No supieron manejar sus descubrimientos, en vez de ser cautelosos, enloquecieron. Jugaron a la guerra de poderes, pero no hubo vencedor ni vencido: todos perdieron, se aniquilaron.

Según cuenta la leyenda, les explica el Rey Rayo a Infrarayita y a su ejército, nuestros antepasados fueron rayos primitivos creados por los Entropes, estos rayos al darse cuenta que la destrucción del planeta era inminente, decidieron abandonar a sus creadores, y salieron de Entropía en busca de un mundo nuevo que los acogiera. Viajaron por el Universo mucho tiempo, hasta que por fin llegaron a lo que hoy es Rayopolis.

Nuestros antepasados, prosigue el Rey Rayo, hicieron de un mundo nuevo y sin vida, un planeta lleno de luz y de color, lleno de esperanza y de amor.

Poco tiempo después de que nuestros antepasados abandonaron su planeta madre, hubo una guerra atómica, en la cual no sobrevivieron sus habitantes, solamente existe aún –

Eso es todo lo que he encontrado. ¿Qué sigue? No lo se, el fragmento que tengo ahí termina, pero la historia que estamos escribiendo como humanidad, no está escrita. ¿Nos convertiremos en Kaos, y el ejército de Makrobes? ¿Nos destruiremos después de una guerra por la escasez? ¿Evolucionaremos antes de esto?

Esa es la historia que nos toca escribir, a cada uno de nosotros. Somos los autores de este cuento, no las víctimas. No podremos justificarnos ante la justicia histórica echándole la culpa a las elites, los “Iluminati”, los Rockefeller o los Rothschild.

El poder y la responsabilidad es nuestra.

Un cuerpo se enferma cuando su partes se enferman, y sana cuando sus partes sanan.

Sánate a ti mismo, y habrás hecho tu parte para salvar la Tierra.

 

infrarayita

 

Si lo que leíste resuena contigo, ayuda a que este mensaje llegue a más personas. 🙂

Suscríbete al Newsletter de HOMOCÓSMICO

Escrito por C.

844 thoughts on “Infrarayita: el cuento que escribió mi madre