Somos el Cosmos pero, ¿Cómo experimentarlo realmente?

Somos el Cosmos – ¿Cuál es la constante en todo lo que hemos observado, y habremos de observar? ¿Qué característica comparten los macro fenómenos como las galaxias, y los micro fenómenos como los quarks? ¿Qué hemos experimentado durante todo momento de toda nuestra vida?

El movimiento.

 

Somos el Cosmos

 

Todo se está moviendo, todo el tiempo a un ritmo cada vez más complejo.

Este movimiento, es el mismo proceso que nunca ha sido interrumpido y que inició (al menos su ciclo actual) en el Big Bang. Podemos rastrear la materia de todo lo que existe, hasta el momento en el que se originó con el Big Bang hace más de 15 mil millones de años.

Este Gran Proceso se ha desarrollado en automático, impulsado por una Fuerza Esencial que no comprendemos, a la que algunos se refieren como Dios, otros como naturaleza, y algunos como casualidad.

Ese mismo Proceso, es el que permitió que la vida llegara, o evolucionara en el Planeta Tierra, y que muchos años después su complejidad permitiera que un conjunto de átomos ordenados de cierta manera pueda leer estas letras creyendo que su existencia, o su “yo” es real e independiente del resto.

Aunque desde nuestra limitada perspectiva humana parezca lo contrario, todos nuestros átomos, moléculas, células y órganos siguen siendo parte de ese Gran Proceso que inició con el Big Bang, y como tal, nosotros somos parte de ese Proceso.

Sin embargo, contrario a lo que sucede con el resto de la vida conocida, el ser humano es consciente de su propia existencia. La fracción del Cosmos a la que llamas “yo”, es consciente de si misma y goza de libre albedrío para decidir de qué manera actuar y así influir en una parte del gran Proceso al que pertenece.

Es por ello que mientras con nuestros telescopios, y colisionadores de partículas podemos observar el Cosmos, tanto en su forma de Galaxias como en su forma de partículas, también podemos experimentar el Cosmos en nosotros mismos.

 

Somos el Cosmos

 

¿Cómo experimentar ese Gran Proceso desde nuestra perspectiva única del Cosmos?

 

Dentro de un ser humano hay dos tipos de procesos:

  1. El Gran Proceso en su manera general, que se da en todos los procesos desde los atómicos hasta los orgánicos dentro de nuestro cuerpo, que no son influidos directamente por nuestra voluntad, y cuya naturaleza es la misma que la rotación planetaria, o las reacciones químicas dentro de una estrella. Este proceso es inconsciente.
  2. El proceso consciente, es decir, lo que decidimos pensar, o hacer mecánicamente con nuestro cuerpo.

 

¿Cómo experimentar el Gran Proceso Cósmico en primera persona y de manera consciente?

¿Cómo experimentar la realidad, no con nuestros órganos visuales, sino con los ojos del Universo del que formamos parte?

 

Existe una manera de ser testigos y co-autores al mismo tiempo de ese gran proceso.

Dentro de nuestro cuerpo existe una función que forma parte de ese Gran Proceso y que por lo tanto es de naturaleza inconsciente, pero que por azares de la evolución podemos hacer de manera consciente, es decir, podemos interrumpirla aunque no de manera definitiva.

De hecho, ha sido a través de la observación de esa función como algunas personas a lo largo de la historia han alcanzado nada mas y nada menos que la Iluminación, el Nirvana, el Estado de Gracia, o el Reino de Dios en la Tierra.

A esto se le llama: LA RESPIRACIÓN CONSCIENTE, o RESPIRACIÓN CÓSMICA

Al respirar conscientemente somos testigos y co-autores del Gran Proceso Cósmico que inició en el Big Bang.

Respirar es tomar, por un momento y sentados en las piernas del creador, el volante de la creación constante.

Es por ello que en todas las culturas y religiones, la respiración consciente ha tenido tanta relevancia y ha llamado tanta atención.

Cuando respiramos de esta manera, somos conscientes por unos momentos de la realidad más poderosa que podemos conocer: somos lo creado, como proceso, no como resultado. Somos la creación constante, recreándose a cada instante. Somos parte de todo, y el todo es parte de nosotros.

Eso es lo único real que podemos experimentar, todo lo demás vive en nuestra mente y es una interpretación que nuestra mente hace a la realidad, a través de nuestros sentidos.

Todas tus memorias, son un recuerdo de lo que alguna vez tu mente percibió indirectamente, a través de tus sentidos.

Todo lo que ves en este momento, es también la interpretación de tu mente, respecto a la realidad, no es la realidad en si misma: es tu percepción de la realidad. No es más que una serie de impulsos eléctricos transmitidos a tu cerebro por las terminaciones nerviosas de tus órganos corporales.

La respiración es convertirse en cómplice por un breve momento, del Gran Proceso que es la creación. No como un evento aislado que sucedió hace miles de millones de años, sino como un evento constante, cambiante, perfecto y en evolución.

Existen técnicas para profundizar en la respiración consciente, y poder lograr estados que van más allá de nuestra comprensión racional y solo pueden ser comparados con algunos instantes de lucidez y éxtasis que producen algunas drogas, sin embargo, al hacerlo de manera natural y controlada no se corre ningún riesgo.

A estas técnicas se les conoce normalmente como “meditación”, sin embargo ese termino puede confundir a los que nunca lo han realizado, pues el verbo meditar está asociado con actividades mentales que no son de las que estamos hablando en este post.

Para profundizar en este tema, puedes leer estos posts de manera introductoria:

 

Sin embargo, si quieres profundizar más en el tema, te recomiendo los siguientes libros:

  1. El arte de Vivir, de William Hart. Habla de la técnica Vipassana, en su enseñanza original de Buda. Con esta técnica Siddarta Gautama (el primer Buda), alcanzó la iluminación, o Nirvana.
  2. El ensayo de Allan Watts titulado “La consciencia Cósmica”, en su libro ¿Qué es la realidad?
  3. El Poder del Ahora, de Eckhart Tolle.

Y si quieres profundizar aún más, puedes tomar los siguientes cursos:

  1. Curso de Vipassana, de SN Goenka, que hay en todo el mundo y no tiene costo alguno: https://www.dhamma.org/es
  2. Retiro de Silencio de Hridaya, de 3 o 10 días: http://www.hridaya-yoga.com/ 

Más que un ejercicio, estás técnicas te enseñarán a equilibrar tus dos aspectos: el racional (mente), y el intuitivo (corazón, espítitu), pues actualmente existe a nivel individuo, y especie, un enorme desequilibrio entre estas dos facultades del ser humano. Pensamos mucho, y sentimos muy poco.

La próxima vez que te sientas superado por como tu mente reacciona a circunstancias externas, a eventos futuros que no han sucedido y probablemente nunca sucedan, o a recuerdos pasados que ya ninguna importancia tienen, RECUERDA RESPIRAR, y disfrutar la plenitud y la belleza de lo que REALMENTE ERES: la Fuerza Esencial, el Gran Proceso, el Cosmos, Dios, EL MOMENTO PRESENTE.

 

Escrito por Inla

Si lo que leíste resuena contigo, ayuda a que este mensaje llegue a más personas. 🙂

Suscríbete al Newsletter de HOMOCÓSMICO

18 thoughts on “Somos el Cosmos pero, ¿Cómo experimentarlo realmente?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Show Buttons
Hide Buttons
Read previous post:
la matrix
La Matrix es REAL y tu estás dentro de ella

La Matrix es REAL y tu estás dentro de ella   Morpheus: Let me tell you why you're here. You're

Close