Citlali Fabián
La fotógrafa Citlali Fabián documentó la cultura que persiste y se sostiene en su ciudad natal, Yalálag, México y más allá, a través de sus residentes y su diáspora.
Las casas, calles y tiendas que hacen tangible una comunidad pueden desmoronarse, y sus residentes pueden dispersarse, pero los lazos invisibles de la cultura, el amor y el anhelo perduran. Esto no es mera nostalgia. Sostiene la vida misma.

 

Entre los indígenas de Yalálag, en el estado mexicano de Oaxaca, estos vínculos los unen entre sí, sin importar dónde hayan migrado en busca de oportunidades. Los padres de Citlali Fabián procedían de allí, se mudaron a la Ciudad de México y regresaron a la Ciudad de Oaxaca, que se encuentra a 90 kilómetros de Yalálag. Pero no importaba dónde vivía la Sra. Fabián, su herencia la mantenía, y otras, cerca de la cuna de su gente, que descendía de los zapotecas.
“¿Por qué es que a pesar de la distancia y la separación, existe la necesidad de estar conectados?”, Dijo la Sra. Fabián. “Nosotros, que nacemos lejos de allí, ¿cómo mantenemos la misma preferencia para trabajar, o para celebrar como si todavía estuvieran allí, o la música? Es interesante cómo pasan los años y las generaciones, y aún bailamos con la misma música que mis abuelos y mis padres. Es el mismo baile que me enseñaron. Es muy interesante ver la reconexión de generaciones. No tienes que vivir en un lugar específico. Es hermoso crear, y recrear, una comunidad cuando estás lejos de ella “.
Su proyecto, “Soy de Yalálag”, soy de Yalálag, es una mirada tranquila a la ciudad, a sus residentes y su diáspora, centrándose no en lo que les falta materialmente, sino en la riqueza de una cultura que perdura y sostiene. Es profundamente personal, lo que le da a sus imágenes de festivales, familiares y amigos un peso emocional que tranquiliza y reafirma.

 

citlali fabian
Los músicos se dirigen al jaripeo de San Antonio, una forma de montar toros. Yalálag. Junio ​​2018

 

 

Citlali Fabián
La tía del fotógrafo Reynalda. Yalálag, México. Febrero 2017.

 

Citlali Fabián
Mela y Saul bailando el día de su boda, Yalálag. Julio 2018.

 

 

 

Citlali Fabián
Delia, Saul, Mela y Ana en el día de la boda de Saul y Mela. Delia y Ana viajaron desde Los Ángeles para asistir a la celebración en Yalálag. Julio 2018.

 

 

La Sra. Fabián, de 30 años, comenzó su proyecto continuo en 2011, cuando comenzó un documental sobre los artesanos que hacen los huaraches distintivos de Yalálag, como lo hizo su abuelo. Su abuela Chencha, que vendría a vivir con sus padres, también despertó su curiosidad sobre la ciudad y sus tradiciones.

 

“Mientras él disfrutaba la escena desde un banco, caminé para conseguirnos el almuerzo”
Los nazis mataron a su padre. Entonces ella se enamoró de uno.
Mi padre tiene una segunda familia en su dormitorio

 

“Ella había vivido toda su vida en la ciudad”, dijo la Sra. Fabián. “Ella fue mi primera modelo. Para mí, fue una oportunidad para compartir con ella “.

 

 

Citlali Fabián
Vista desde el campanario de la iglesia principal. Yalálag, México. Febrero 2017.

 

 

Citlali Fabián
Rebeca con un machete en la mano. Comenzó a trabajar en los campos cuando tenía 6 años. Yalálag, México. Febrero 2017.

 

 

Citlali Fabián
Tarde de jaripeo. Yalálag, México. Febrero 2018.

 

 

Chencha no hablaba español con fluidez, mientras que la Sra. Fabián no hablaba zapoteco.

 

Pero sus charlas la llevaron a explorar las tradiciones que los unían y la llevaron de regreso a Yalálag para documentar festivales, ceremonias religiosas, mercados y la vida cotidiana, mientras realizaban retratos que proyectaban una fuerza y confianza silenciosas. Ella caminaba alrededor, hablando con la gente que encontraba.

 

“Tienes que ganarte su confianza para ver su verdadero rostro humano”, dijo. “La condición humana no se ve simplemente mirando. Tienes que tener paciencia y querer aprender más sobre los demás “.

 

Ese enfoque la llevó a rastrear también la diáspora de la ciudad, aventurándose a la Ciudad de México para volver a conectarse con sus primos, así como a planear un próximo viaje a Los Ángeles, donde aprendió cuán fuertes son los lazos con su hogar. Ella recordó haber desayunado en un IHOP cuando notó que una mujer la estaba mirando. Unos minutos más tarde, la mujer se acercó a su mesa.

 

 

Citlali Fabián
Alicia aquino, una yalalteca de los tiempos modernos. Ciudad de Oaxaca, México. Febrero 2018.

 

 

Citlali Fabián
Lucio Solís, que dirige la banda infantil y juvenil Alma Yalalteca, está formada por niños y adolescentes residentes en la ciudad de Oaxaca que son descendientes de los antepasados ​​Serrano. Ciudad de Oaxaca, México. Noviembre de 2018

 

 

Citlali Fabián
La procesión de la Virgen del Rosario. Cuautepec, Ciudad de México. 2018.

 

 

“Ella dijo que yo era la hija de Isaías Fabián”, dijo la Sra. Fabián. “Me quedé impactado. Ella me dijo: “Soy tu tía Panchita, la prima de tu padre”. Sabía su nombre. Entonces me dijo: “Te pareces a tu madre, pero mi hija vio a tus huaraches y supo que tenías que ser tú”.

 

Encuentros como ese reafirmaron su compromiso con su proyecto. Guiarla en este proceso es una determinación de mostrarle a su familia extendida y a la comunidad como lo sabe, no como algo exótico. Y mientras continúa documentando la cultura de Yalálag, mantiene sus temas cerca de su corazón.

 

“Este proyecto no es para el exterior, sino para nosotros”, dijo. “Creo que es muy importante entender a nuestra comunidad como algo más, que supera los obstáculos del espacio y el tiempo. Para ver reflejado, lejos de Yalálag, la rica cultura de la comida, la música, la forma en que las personas se involucran. Creo que las comunidades indígenas pueden ser cerradas mucho, tienen cierto resentimiento sobre cómo han sufrido y lo que se ha tomado. Pero esto nos ayuda a conectarnos entre nosotros ”.

 

 

Citlali Fabián
Un grupo de descendientes yalaltecas que residen en la ciudad de México después de realizar la danza tradicional “Negritos” en la Celebración de la Virgen del Rosario. Cuautepec, Ciudad de México. Octubre 2018.

 

 

Citlali Fabián
Los primos del fotógrafo, que son descendientes de Yalaltec de la Ciudad de México. Diciembre 2018. De izquierda a derecha: Jessy, Belén, Carlitos, Gigi, Ale, Isaí, Lalo y Sabi. Crédito.

 

 

 

Citlali Fabián
Los familiares de la fotógrafa Marta y su hija Ximena. Ciudad de Oaxaca, México. Febrero 2017.

 

 

 

Citlali Fabián
Raúl Chemil Solís, un tubista de la banda de Alma Yalalteca. La familia Solís es famosa por su herencia musical tradicional. Ciudad de Oaxaca, México. Noviembre 2018.

 

 

Citlali Fabián
La entrada del antiguo cementerio de Yalálag, que se utiliza como un lugar sagrado para hacer ofrendas religiosas. 2017.